12/4/10

Kk tv: Ron Damon de aniversario

A 20 años de la muerte de Ramón Valdés, mas conocido como Don Ramon, la historia del actor se confunde con la del personaje que lo hizo inmortal, según quienes lo conocieron se dice que las diferencias eran mínimas: ambos huían del trabajo, les gustaba la buena vida y eran de gran corazón. "Andale..."


En lugar de desaparecer, su imagen se convirtió en un ícono de la cultura popular del continente
“¡Qué pasó, qué pasó vamos ayyyy!”. Se cumplieron 20 años de la muerte de uno de los íconos más importantes de la pantalla chica y entre tanta huelga de hambre nadie se acordó de un verdadero hambriento.

“Cuando el hambre aprieta, vergüenza afloja”, diría. Se trata del flaco más famoso de la televisión de habla hispana, Ramón Valdés, más conocido por su personaje Don Ramón en la serie El Chavo del 8.

“Con permisito, le dijo Monchito” a esta vida el 9 de agosto de 1988, se despidió en un hospital de ciudad de México y se fue a tomar un cafecito al otro lado, aquejado de un cáncer pulmonar ocasionado por su irrefrenable adicción al tabaco. “Ma… ¿pos' ora?”.


Ramón Gómez-Valdés del Castillo nació el 2 de septiembre de 1923 en Ciudad de México, y aunque hoy en día es el más recordado de sus hermanos, no siempre fue así.

Uno de sus hermanos, Manuel "El Loco" Valdés, alcanzó gran nombre como actor de cine. "El Loco" estuvo casado con la actriz Verónica Castro, con quien tuvo un hijo; nada menos que el cantante Cristian Castro, sobrino de Don Ramón.

Según distintas publicaciones, antes de que Ramón Valdés -conocido desde pequeño como "Monchito"- conociera a Chespirito y se vinculara a sus producciones, habría realizado una larga lista de trabajos esporádicos que iban desde cuidador de yates y actor de circo hasta chofer, hecho que coincide con la inestabilidad laboral del personaje que lo inmortalizó.

Según explicó su hijo Rafael en un programa peruano, el actor y el personaje de televisión eran parecidos. "La verdad es que si uno lo ve actuando, pareciera que no estuviera haciéndolo, pues el personaje de Don Ramón es muy similar a la forma de ser que él tenía". El mayor de los hijos de Valdés aseguró que su padre vestía de la misma forma dentro y fuera del programa.

En la vida real era un hombre exitoso con las mujeres. Se casó en tres ocasiones y tuvo 10 hijos.
Su adicción al tabaco era tan fuerte que algunos miembros del elenco cuentan que en varias de las escenas, donde no era necesario que Valdés apareciera de cuerpo entero, éste encendía un cigarrillo y lo mantenía escondido, mientras filmaban...un programa para niños!!

Sus frases se han vuelto célebres en el continente, hasta en Brasil, donde el personaje es conocido como "Seu Madruga".



Don Ramón tiene un carácter que se podría resumir en la viva encarnación de cualquier ciudadano promedio de las clases populares de Hispanoamérica, que siempre anda en busca de trabajo (sin estar muy seguro de quererlo encontrar)

A pesar del éxito que alcanzó con su personaje, Ramón Valdés renunció a trabajar con Chespirito en 1979, cuando el programa estaba en su cúspide.

1 comentario:

Fernanda Alvarez dijo...

holaaaaa ramón!!!!